COLAGENO



Hola a tod@s!!


Hoy os voy a hablar del colágeno, una proteína tan importante en nuestro cuerpo.

La mayoría de las personas conocemos el colágeno por las cremas y tratamientos de belleza, pero tal vez no somos conscientes de que el colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y la que aporta estructura y elasticidad a sus tejidos. Así, el colágeno es el componente básico de los huesos, cartílagos (incluidos los que protegen las articulaciones), discos intervertebrales, ligamentos, tendones, de las membranas que envuelven y protegen las fibras musculares, los haces de dichas fibras, así como los músculos. También de la piel, cuero cabelludo, encías, dentina, paredes de los vasos sanguíneos, de la córnea ocular y del tejido conectivo que protege nuestros órganos vitales.

El colágeno es una proteína dura, parecida a la goma, que representa el 30% de la proteína corporal y forma la estructura de tendones, huesos y tejidos conectivos.

El colágeno es una de las proteínas de la dermis que mantiene la unión de los tejidos subcutáneos y cuyas terminaciones sostienen la piel, dándole firmeza y tersura. Cuando el colágeno se deja de producir o se desgasta por los efectos de los rayos de sol, es que se van formando primero finos surcos, y después las temidas arrugas.

Con el paso de los años, el colágeno se degrada y aparecen el dolor articular, la pérdida de densidad ósea y las arrugas de la piel. Después, surgen las enfermedades reumáticas relacionadas: la artrosis y la osteoporósis.

Esta reducción del colágeno en el organismo es la causante principal de:

Envejecimiento prematuro.

Aumento de molestias y dolores en articulaciones y músculos.

Pérdida de elasticidad y tersura en la piel, cabello y uñas.

Aumento de problemas oculares.

Deficiencias en el sistema cardiovascular y linfático.

Aumento de problemas en dientes y encías.


¿ De dónde obtenemos el colágeno?

El colágeno es una proteína de origen exclusivamente animal, que podemos obtener comiendo carne y elaborados cárnicos, especialmente aquellos que presentan un mayor contenido en tendones y ligamentos, comúnmente llamados nervios.

También puede obtenerse del pescado, aunque su contenido se concentra en la piel y en las espinas. Las gelatinas que se utilizan en la elaboración de flanes y postres, los caldos de carne o pescado, así como algunos platos de la comida tradicional a base de cartílagos, constituyen también un importante aporte de colágeno.

Un nutriente esencial en la formación del colágeno es la vitamina C, y es que es una de las causantes que mantengamos unos buenos niveles de este componente. No debemos pasar por alto que esta vitamina es una de las principales artífices de mantener sanos los tejidos del organismo. La podemos encontrar en frutas como los cítricos, los kiwis, en tomates, en verduras de la familia de las coles…
Las razones del bajo contenido en colágeno de nuestra dieta son diversas, aunque quizás la más importante sea la tendencia a una alimentación cada vez más vegetariana. Por otra parte, el colágeno es una molécula larga y compleja, lo que hace que muchos de los alimentos que lo contienen sean difíciles de digerir y produzcan flatulencia. Otros, como los caldos de carne o pescado, o los platos tradicionales, requieren tiempos largos de elaboración.

Muchos de los alimentos que contienen colágeno, presentan contenidos elevados en grasa (embutidos) o en azúcares (postres con gelatina) Además, el colágeno de los alimentos que no han sido sometidos a una intensa cocción, es asimilado por nuestro organismo solo en un pequeño porcentaje.


Aporte extra de Colágeno

Ahora ya disponemos, en farmacias y dietéticas, de complementos alimenticios que nos proporcionan colágeno en la forma más adecuada para nuestro organismo. Un buen Colágeno debe haber sido extraído y predigerido mediante un proceso natural (no químico) para que sea muy asimilable y no presente ninguno de los problemas que hemos visto en los alimentos que contienen colágeno. No debe producir digestiones pesadas, ni flatulencia, ni contener azúcares y grasas.

Tomado diariamente a la dosis recomendada (10 g.), el Colágenonutre y regenera los tejidos colagénicos de nuestro cuerpo, reduce el dolor articular y ayuda a la prevención y tratamiento de la artrosis y de la osteoporosis, al mismo tiempo que reduce las arrugas dérmicas.

Un buen Colágeno debe de ser un producto de una total seguridad alimentaria, que no contenga colorantes, conservantes, alergénicos ni OMGs (organismos modificados genéticamente) Tampoco debe presentar efectos secundarios adversos y sí ser compatible con la toma de otros complementos alimenticios o de medicamentos. Podrán tomarlo sin problema las personas con enfermedades cardiovasculares, las alérgicas al gluten (celíacos) o a la lactosa, las que padecen diabetes (a pesar de que en este caso se recomienda consultar al especialista para no sobrepasar la ingesta proteica adecuada para cada paciente) y también las que tienen sobrepeso, ya que el Colágeno puro carece de grasas, azúcares y carbohidratos.

Dosis diaria de Colágeno

Para disfrutar de sus beneficios, basta con incorporar diariamente 10 g. de Colágeno (una cucharada sopera llena) a alguno de los alimentos líquidos que ingerimos habitualmente. Aunque el Colágeno presenta un sabor bastante neutro, se recomienda tomarlo disuelto en leche "bien sea mezclada con café, cacao o té", en sopas, caldos, consomés o infusiones. Por tratarse de un alimento que no presenta efectos secundarios adversos, un Colágeno natural puede tomarse indefinidamente a la dosis recomendada.
Sus beneficios de salud, en especial la reducción del dolor articular, pueden apreciarse transcurridos de 1 a 3 meses de tomarlo diariamente a la dosis recomendada. Estos beneficios han sido comprobados mediante rigurosos estudios científicos y clínicos.


Por dentro

Nuestro rostro se encarga de revelar que ya no somos tan jóvenes, ya que hace visibles líneas de expresión y arrugas, y el adelgazamiento de los labios. Por dramático que parezca, esta situación no tiene por qué quitarnos el sueño, pues es posible recurrir a novedoso tratamiento a base de colágeno; procedimiento que se ubica dentro del área de Cirugía Plástica, y consiste en inyectar dicha sustancia en la piel con el fin de rellenar la zona que se desee corregir para devolverle su vitalidad, juventud y sensualidad.

Para ello se requiere usar aguja muy fina, con la cual se introduce pequeña cantidad del compuesto en las diferentes zonas a tratar, lo que da como resultado alisamiento de piel y labios más gruesos, según sea el caso. Debe tenerse en mente que una vez que finalice el proceso se sentirán ligeras molestias, como dolor leve, inflamación y moretones mínimos, mismas que desaparecerán a los pocos días, además, hay que considerar que los resultados de esta técnica no son permanentes, por lo que se requieren retoques cada 3 ó 12 meses, aunque a algunas personas les sirve como estímulo para que su organismo produzca de manera natural dicha proteína.

Una vez que las líneas han desaparecido, se mantienen así por un período de 8 a 12 meses. Sin embargo, después de transcurrido ese tiempo, el colágeno es reabsorbido por el organismo y las líneas van apareciendo de nuevo. Por eso, se recomiendan hacer después de pasado cierto número de semanas algunos retoques para mantener los efectos deseados. Este tratamiento se puede calificar de "individual", porque el paciente puede ir midiendo lo mucho o lo poco que quiere en cada sesión.
Antes de someterse a este proceso es muy importante que el cirujano plástico realice estudio del rostro de la paciente para determinar en qué áreas y qué cantidad de colágeno se aplicará, pues hay que tener presente que no todas las personas lucirán bien con la cara completamente lisa de un día para otro y/o con labios demasiado gruesos. Posteriormente, deben hacerse pruebas de sensibilización, que consisten en exponer al individuo a la sustancia en cuestión para asegurarse que no presentará reacciones alérgicas.

Como ve, las inyecciones de colágeno parecen ser una solución efectiva para eliminar las líneas del rostro, frecuentes inclusive en personas relativamente jóvenes, y que son causadas por los efectos de los rayos del sol o porque esas personas gesticulan demasiado al hablar.


Por fuera

Es importante tomar en cuenta que también podemos aprovechar los beneficios del colágeno cuando lo aplicamos de manera externa, pues la industria cosmética pone a nuestro alcance cremas para la piel, capilares y esmaltes para uñas fortificados con la proteína "de la juventud". A continuación se presentan las características de cada uno de estos productos.

Cremas. Son de fina textura y rápida absorción, lo que permite que la piel se humecte, revitalice y nutra, propiedades que las hacen ideales para usarse a partir de los 30 años. Al aplicarlas diariamente es posible que el colágeno que contienen estimule al organismo a volver a producirlo, además, protegen a la epidermis de los efectos nocivos del medio ambiente, como Sol, contaminación y viento.

Capilares. Cuando la melena se torna porosa, áspera, sin brillo y difícil de peinar a causa de exposición solar, contaminación, agua de albercas y mar, tintes, permanentes y pérdida de colágeno se recomiendan estos productos, ya que poseen propiedades nutritivas y dejan la cabellera suave, radiante y con cuerpo.

Esmaltes. Resuelven el problema de descamación y fragilidad en las uñas al proporcionarles fortaleza y elasticidad, estimulando su crecimiento.

Marcas especializadas en la conformación y distribución de productos naturales para el restablecimiento óptimo del bienestar y la salud, ofrecen productos como podría ser un suplemento  de colágeno natural tanto en pastillas como en jarabe liquido, para la restitución de piel, uñas y cabello
Cabe destacar que los productos antes citados son de gran ayuda, pero es muy importante que no sólo a través de ellos se alimenten piel, cabello y uñas, ya que es básico seguir dieta balanceada para garantizar que el organismo funcione correctamente, pues hay que recordar que mediante la apariencia física siempre se revela el estado nutricional y de salud.

Como puede ver, lucir radiante y rejuvenecida no es tarea difícil, sólo es cuestión de alimentarnos bien, evitar fumar, dedicar tiempo a nuestro arreglo y acudir con especialistas reconocidos y altamente capacitados si nuestra intención es someternos a tratamientos de inyección de colágeno



Esto es todo sobre el colágeno, así que ya podéis decidir la forma de aumentarlo, y la importancia que tiene el mismo.

 Un saludo y hasta la próxima entrada.

COLAGENO COLAGENO Reviewed by Mapi Belleza on 10:00:00 Rating: 5

No hay comentarios

Muchas gracias por tus comentarios.