ÁCIDO FÓLICO EN EL EMBARAZO



Hola a tod@s !!

Siguiendo con el tema del embarazo, hoy voy a hablar del  ácido fólico., una vitamina fundamental  e importantísima, antes y durante el embarazo.  

Bien es cierto que una alimentación adecuada durante el embarazo, rica en nutrientes, es muy importante. 
Pero hay algunos  nutrientes que se necesitan  en abundancia, porque además de ayudar a mantener fuerte y sana a la embarazada, intervienen en la formación celular del sistema nervioso, óseo y sanguíneo del bebé.

Ya en otras entradas hablé sobre el calcio y del hierro, pero hoy voy a centrarme en el ácido fólico. 

El acido fólico, es una vitamina del grupo B, conocida como vitamina B9. Es muy importante  consumir esta vitamina, antes y  durante todo el embarazo, en las cantidades determinadas por nuestro médico.
El ácido fólico es una de las vitaminas del complejo B, que ayuda en la formación de proteínas estructurales, así como en el crecimiento de las células y en la producción del ADN.


El consumo adecuado de ácido fólico  previene malformaciones congénitas en el bebé. Es decir, reduce el riesgo de defectos en el tubo neuronal, así como  un desarrollo incompleto de su cerebro (anencefalia, cuando el bebé nace sin cerebro o con sólo parte del mismo, y no puede vivir) y la espina bífida (la espina dorsal que no se ha acabado de cerrar, con alteraciones en la médula espinal).

La espina bífida es una de las causas más importantes de la parálisis infantil. Los niños afectados padecen grados diversos de parálisis en la parte inferior del cuerpo y problemas de control de esfínteres. La anencefalia es una condición fatal por la cual el bebé nace con el cráneo y el cerebro seriamente subdesarrollados.

El  ácido fólico, también contribuye a prevenir los defectos de labio (labio leporino), paladar hendido, riñones, corazón y extremidades. Y otra cosa también muy importante es que tomando ácido fólico podemos reducir el riesgo de dar a luz a un bebé prematuro, con bajo peso al nacer. Por otra parte, es importante también para prevenir deformaciones en la placenta que supondrían el aborto.

 Por todo esto, hay que tomar ácido fólico antes del embarazo,  es decir cuando tienes pensado buscar un bebé.Es fundamental para la prevención de estos defectos que se desarrollan muy pronto: sólo a las tres o cuatro semanas después de la concepción.La formación del tubo neural se produce durante las primeras semanas del embarazo

Es importante que la mujer tenga suficiente ácido fólico en su sistema antes de quedar embarazada. Y en cuanto le dices al médico que estás pensando quedarte embarazada, rápidamente te receta suplementos de ácido fólico. Son unas pastillas, que cada especialista recetará las que considere oportunas, ya que hay  de diferentes marcas. Yo en concreto, tomé las que se llaman " YODUK".


Por lo tanto, es muy importante tomar el ácido fólico cuando se está intentando quedar embarazada y esto ayudará a prevenir la espina bifida y la anencefalia,  así como defectos en el tubo neuronal.  Y luego, se seguirá tomando durante todo el embarazo, para evita los partos prematuros y el bajo peso del bebe al nacer.

El aporte de ácido fólico de los alimentos no es suficiente para cubrir las necesidades diarias. Eso sí, a pesar de que estés tomando el complemento, es recomendable que ingieras alimentos ricos en ácido fólico de manera habitual.


El médico determinará la dosis de ácido fólico que necesitas en relación con tus antecedentes. Por lo general, se recomienda a las embarazadas una ingesta diaria de 400 microgramos.

En caso de olvidarse tomar  el comprimido algún día, no se debe  tomar una dosis doble para compensar las dosis anteriores olvidadas. Hay que seguir tomando diariamente sólo la dosis recomendada.

Teniendo en cuenta que no todos los embarazos son programados, sino que de hecho hay gran cantidad de embarazos sorpresa, es recomendable que las mujeres en
 edad gestacional traten de incluir esta vitamina en su dieta.

Esta vitamina se encuentra principalmente en vegetales de hoja verde (lechugas, espinacas, escarolas, espinacas…), frutas cítricas, vísceras y verduras. La fruta con más ácido fólico es la naranja, pero también tienen el  plátano, las fresas,  y la piña. Otros alimentos que también tienen bastante ácido fólico son las legumbres (los garbanzos, las lentejas y los frijoles). También podemos incorporar a la lista de alimentos con ácido fólico: el brócoli, los guisantes, los espárragos verdes,  cacahuetes, nueces  hígado de pollo,  harina,  arroz, pasta, pan ,  leche y derivados, levadura de cerveza, germen de trigo, soja, yema de huevo  y los cereales pueden contener ácido fólico añadido en su fabricación. Si miras la etiqueta de los envases podrás saber la cantidad de ácido fólico que contienen.

Voy a enumerar los alimentos que podéis incluir en vuestra dieta y que os van aportar una buena cantidad de ácido fólico.



  • Las espinacas.Cada taza de espinacas cocidas aporta 263 microgramos de ácido fólico (además de brindarte un gran aporte de hierro), es decir, aproximadamente el 65% de los valores diarios recomendados durante el embarazo.Otras verduras de hojas verdes como las acelgas y lechugas romanas aportan también este nutriente pero en menor cantidad



  • Los espárragos .El aporte de ácido fólico de los espárragos se equipara al de las espinacas.


  • El brócoli. Es rico en vitamina B y C, calcio, fibras y ácido fólico (104 microgramos por taza). . Se puede preprarar salteado, hervido, gratinado con queso y bechamel o incluso, en crema.

  • Las lentejas y frijoles.Las legumbres son un buen alimento antes y durante el embarazo debido a su aporte de hierro y ácido fólico. Por ejemplo, una taza de lentejas aporta 180 microgramos de ácido fólico, cantidad equivalente al 45% de la dosis recomendada


  • La naranja puede aportar entre 40 y 55 microgramos de ácido fólico, Además de ser una fuente de vitamina C.


  • El aguacate es rico en fibra y en ácidos grasos de calidad. Una taza aporta unos 90 microgramos de ácido fólico. Puedes incorporarlo a tus ensaladas e incluso, comerlo con salsa rosa y gambas o gratinado al horno.


  •  El hígado de pollo, ternera o pavo: son alimentos ricos en ácido fólico aportando unos 200 microgramos por taza.


  • El maíz: una taza de maíz natural (no enlatado) aporta 73.6 microgramos de ácido fólico. Lo puedes incorporar a las ensaladas que además está muy bueno

  • La levadura de cerveza, las nueces, la remolacha roja, los repollitos de Bruselas, guisantes, alubias y judías, fresas, pomelo, plátano y tomate aportan ácido fólico.

Durante la cocción de los alimentos con ácido fólico, se pierden también una importante cantidad de vitaminas. El 80% del contenido en ácido fólico. Aunque no todos los expertos están de acuerdo, algunos apuestan por la cocina al vapor y al microondas que conserva mucho mejor las vitaminas. En cualquier caso, y dejando a un lado las controversias, la mejor solución es tomarla cruda siempre que sea posible, si no, cocerla el menor tiempo posible.

El ácido fólico se pierde con el calor y el enlatado. Y en cuanto a las frutas y verduras, a temperatura ambiente también se destruye bastante ácido fólico, por ello se conserva mucho mejor, si se meten al frigorífico

En general los síntomas más frecuentes de la falta de ácido fólico en nuestra alimentación, son la debilidad y el cansancio, junto a un grado mayor de irritabilidad e insomnio. Pero también pueden aparecer alteraciones de carácter digestivo y aparición prematura de canas. La anemia también puede ser un signo de su déficit.

El 95% de los niños que nacen con estas alteraciones pertenecen a familias sin antecedentes de esta enfermedad. El 50% de los casos podrían haberse prevenido si se hubiera recibido suplementos de ácido fólico en dosis de 1 miligramo diario por lo menos 2 meses antes de la concepción y durante el primer trimestre del embarazo.

Esta vitamina beneficia a todo el mundo en general, hombres, mujeres, bebés, de cualquier edad, como ejemplo podemos decir que este ácido tiene un papel importante en la producción de glóbulos rojos y si se consume la porción necesaria del mismo evitamos enfermedades como la anemia.

También se puede afirmar que, debido a las últimas investigaciones, el ácido fólico ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares ya que este ácido disminuye la presencia de la toxina denominada homocisteína (toxina que provoca esta enfermedades) reduciendo así todo tipo de riesgos.
También, el ingerir este tipo de ácido reduce las posibilidades de aparición de diversos tipos de cáncer: el de cuello de útero y el de colon entre otros. Por último, más estudios demostraron que una de cada siete personas que no consumen ácido fólico (o consumen poco) pueden padecer una mutación genética, en ese caso debe consumirse esta vitamina de forma sintética.

En el caso de comenzar a tomarlo con mucha más antelación, no es para nada perjudicial sino todo lo contrario. Y además, como ya he comentado antes, no está sólo recomendado para mujeres, sino que puede ser recomendable de forma general para todos ya que interviene en la producción de las células sanas que el cuerpo crea cada día.

Esto es todo por hoy. Cómo podemos ver, el ácido fólico es muy importante siempre, pero principalmente en la etapa del embarazo. Llevar una alimentación adecuada  durante esta etapa es fundamental para nostras mismas y para nuestro bebé. Pero para ello, lo primero, es estar  bien informadas sobre la importancia de cada uno de los nutrientes.

Espero que os haya gustado la entrada y os haya servido de ayuda. Un saludo.
ÁCIDO FÓLICO EN EL EMBARAZO ÁCIDO FÓLICO EN EL EMBARAZO Reviewed by Mapi Belleza on 14:44:00 Rating: 5

No hay comentarios

Muchas gracias por tus comentarios.