LISTERIOSIS EN EL EMBARAZO




Hola a tod@s!!


Hoy voy a hablar sobre la listeriosis durante el embarazo.

La listeriosis es una infección producida por la bacteria Listeria Monocitogenes, de transmisión alimentaria.


Las mujeres embarazadas y sus bebés en desarrollo, así como los recién nacidos, las personas con sistemas inmunitarios debilitados, y los ancianos, son particularmente propensos a sufrir esta infección.
Aunque la infección por listeria es relativamente rara, las mujeres embarazadas son 20 veces más propensas a sufrir esta enfermedad que las demás personas y la infección puede ser muy grave para los bebés.

Durante el embarazo, el sistema inmunitario de la mujer se debilita con el fin de favorecer el desarrollo del feto. Por ello, las embarazadas son más vulnerables a contraer la enfermedad. Aproximadamente un tercio de los casos de listeriosis ocurren durante el embarazo.



¿Qué gravedad presenta esta infección durante el embarazo?



La listeriosis puede ser trasmitida al feto a través de la placenta aún cuando la madre no presente signos de la enfermedad.

La listeriosis puede ser fatal si es contraída durante el embarazo ya que, en la mayoría de los casos, provoca un aborto espontáneo o nacimiento del bebé muerto.

Los bebés infectados que sobreviven generalmente nacen prematuros. Muchos nacen muy enfermos o se enferman al nacer. Entre los problemas que pueden presentar se incluyen: infecciones sanguíneas, dificultad para respirar, fiebre, úlceras cutáneas, lesiones en varios órganos e infecciones del sistema central nervioso como meningitis.



¿Cuáles son sus síntomas?


Sus síntomas son similares a los de la gripe (escalofríos, fiebre, dolor de cabeza), diarrea, dolor de espalda y dolor de estómago; y pueden aparecer días o semanas tras la ingesta de alimentos contaminados. En caso de padecer los síntomas mencionados, debemos informar al médico para que efectúe los correspondientes análisis.

La mayoría de las veces, las mujeres embarazadas infectadas con listeriosis no se sienten enfermas. Sin embargo, pueden transmitir la infección a sus bebés no nacidos sin siquiera saberlo. Por esta razón, la prevención de la listeriosis es muy importante. De todos modos, si experimentaa cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente, debe consultar de inmediato a su médico o proveedor de servicios de salud.

Una prueba de sangre puede confirmar si usted ha sido infectada con listeriosis.




¿Cómo se previene?


  • Lavar bien las verduras antes de consumirlas.


  • Lavarse las manos con agua caliente y jabón después de manipular cualquier tipo de alimento fresco. Así mismo, lavar meticulosamente las tablas de cortar, la vajilla y los utensilios para preparar la comida y comer, con el fin de eliminar cualquier bacteria que haya podido contaminar los alimentos antes de ser cocinados e ingeridos. Debemos limpiar con frecuencia y desinfectar con lejía el frigorífico y la encimera, así como los utensilios de cocina.


  • Mantén tu refrigerador a 4.4 grados centígrados o menos, y el congelador a -17 grados centígrados y comprueba periódicamente la temperatura con un termómetro. No dejes los alimentos perecederos a temperatura ambiente durante más de dos horas o una hora a temperaturas superiores a 32 grados centígrados.


  •  Debemos evitar el marisco y el pescado crudo: el pescado (incluso ahumado), el sushi, el sashimi, el surimi, las ostras, etc. Así como trataremos de evitar: el salmón, la trucha, el bacalao, atún, caballa....


  • Conviene que la embarazada emplee guantes si, por su trabajo o algún otro motivo, tiene que manipular excrementos de animales o permanecer cerca de los mismos.


  •  Si estás embarazada no se te ocurra comer perro caliente o carnes frías. Evita los derivados cárnicos, tales como salchichas, patés, fiambres, embutidos, etc. Se pueden comer los patés y los productos de carne para untar enlatados o que han sido procesados para conservarse sin que se deterioren.


  • También hay que evitar consumir productos lácteos elaborados con leche cruda. Por el contrario, es preferible optar por la leche pasteurizada, UHT o esterilizada y los quesos curados o semicurados. No se recomienda comer quesos blandos tales como Feta, Brie, Camembert, y los de pasta enmohecida o con vetas azules como el Roquefort o el Cabrales. Se puede comer sin riesgos quesos duros (Cheddar, mozzarela), quesos pasteurizados para untar, quesos cremosos, requesón y yogur.

  • Cocinaremos los alimentos a altas temperaturas por cualquier medio (plancha, cocción, microondas…)..


  •  Utilizaremos  los alimentos perecederos listos para consumir, como por ejemplo, lácteos, carne de res, carne de pollo, pescado y mariscos, y frutas y verduras, lo antes posible. Observaremos con detenimiento todas las fechas de caducidad de dichos productos.


  •  Debemos refrigerar o congelar alimentos perecederos, alimentos preparados y la comida que haya quedado antes de las dos horas de haberla comido o preparado. Siga la Regla de las 2 horas: deseche los alimentos que queden fuera del refrigerador a temperatura ambiente durante más de dos horas. Cuando las temperaturas sean superiores a 90° F (32° C), deseche los alimentos después de transcurrida una hora.


  •  Recalentaremos muy bien todas las sobras de las comidas hasta que observe el vapor. El calor puede ayudar a matar cualquier bacteria que pudiese estar presente.






 Si estando embarazada te infectas por listeria, ¿afectará al futuro bebé?


No todos los bebés cuyas madres que estén infectadas durante el embarazo tendrán problemas debido a la listeriosis. El diagnóstico y tratamiento temprano con altas dosis de antibióticos podrán prevenir que el nonato se infecte y dar a luz a un bebé sano.





¿Qué tratamientos  existen para la listeriosis durante el embarazo?


Por lo general se recomiendan altas dosis de antibióticos como la ampicilina o penicilina. Terapia para la listeriosis materna con altas dosis de antibióticos puede dar como resultado una terapia exitosa para el bebé en desarrollo, lo que conlleva a índices más bajos de nacimientos prematuros y mortinatos.





Espero que os haya gustado la entrada y  que nos ayude a concienciarnos de la importancia que tiene el contagio de esta bacteria. Con esto, no quiero asustar pero sí que nos sirva para tratar de poner medios y así no tener que arrepentirnos después.



Un saludo y hasta la próxima entrada.
LISTERIOSIS EN EL EMBARAZO LISTERIOSIS EN EL EMBARAZO Reviewed by Mapi Belleza on 17:27:00 Rating: 5

No hay comentarios

Muchas gracias por tus comentarios.